(oficina) +34 96 541 07 65 - (móvil) +34 699 49 61 09

Nacieron en 1985 como una empresa ligada a la construcción de viviendas unifamiliares, edificios, obra civil y reformas. En 2005 se dieron cuenta de que el sector necesitaba repensar su modelo por los efectos del cambio climático y la sobrexplotación de recursos naturales. Así que ese año decidieron abrir la división de energías renovables, con la que han instalado plantas solares y parques eólicos por todo el mundo. Fruto de esa experiencia, hace más de 10 años se lanzaron a la fabricación y comercialización de estructuras para instalaciones fotovoltaicas y térmicas, en aluminio, acero galvanizado y hormigón. Un mundo en el que son auténticos especialistas.

Junto a los paneles fotovoltaicos y los inversores, que constituyen los componentes esenciales de cualquier instalación solar, hay todo un mundo de estructuras, materiales y diseños que están por debajo de los módulos. A veces ni se ven, así que pueden pasar desapercibidos para el común de los mortales. Pero los profesionales del sector saben bien que el papel que juegan esos soportes es clave. Por eso, en los últimos años ha crecido el número de empresas que trabajan en este tipo de estructuras, desde los elementos de fijación más simples a los seguidores solares más complejos. Y en todas ellas se han invertido importantes recursos de I+D. Con el mismo objetivo final: abaratar el coste de la energía solar mediante sistemas más económicos, más eficientes, más sencillos de instalar y más duraderos.

La empresa valenciana Ennova lleva más de una década entregada con pasión a la búsqueda de las estructuras solares más eficientes. Acumulan una larga experiencia en el sector de las renovables, donde han realizado los trabajos de ingeniería y construcción (EPC) en infinidad de proyectos, tanto con parques eólicos como con plantas fotovoltaicas. En España y en medio mundo. Ennova es, además, un especialista consumado en el diseño, fabricación y comercialización de estructuras solares. Tanto para la fotovoltaica como para la solar térmica.

Trabajan con diferentes materiales: aluminio, acero galvanizado y hormigón. Cada uno de ellos con sus características propias, que les hacen más o menos adecuados para distintas aplicaciones. En estos años no han dejado ni un momento de invertir en innovación, sabedores de que también los soportes juegan un papel clave en la bajada de precios espectacular que ha protagonizado la solar fotovoltaica en los últimos años.

‘Vela’, la última novedad

Ennovabloc Vela

‘Vela’, el último desarrollo de Ennova en soportes de hormigón.

José María Santacreu, director general de Ennova, explica a Energías Renovables que “el último de nuestros desarrollos es un soporte de hormigón que llamamos ‘Vela’. Entre sus características fundamentales está la estética, que nos parece importante y, sobre todo, la optimización del espacio que se consigue con él”. La gama de este tipo de soportes denominados Ennovabloc cuenta con una gran variedad de ángulos. Empieza por un soporte completamente plano (0 grados) y va pasando por otros de 5, 10, 15, 20, 25, hasta llegar al de 30 grados. Todos ellos sirven para la colocación del modulo solar en horizontal. Pero también disponen de un soporte de 20 grados para la instalación del módulo en vertical.

“Actualmente hemos lanzado al mercado tres modelos nuevos con los que formamos lo que nosotros llamamos ‘Velas’. Fabricamos tres modelos diferentes: Vela de 5º hasta 6 filas de profundidad, Vela de 10° hasta 5 filas de profundidad, y Vela de 15° hasta 3 filas de profundidad. La peculiaridad de este producto es la optimización del espacio ya que no hay que guardar la distancia de sombra entre las filas”, apunta Santacreu.

Desde Ennova insisten en que “nuestros soportes de hormigón están fabricados con materiales de gran durabilidad. Además, la instalación es sencilla e intuitiva, no se necesitan planos de montaje ya que la sujeción del módulo se realiza con cuatro grapas y cuatro tornillos, lo que contribuye a abaratar los costes del producto sin repercutir en la seguridad”. El peso de los soportes de hormigón de Ennova varía entre los 20 y los 76 kg, y es capaz de resistir a vientos de hasta 150 km/h.

La fábrica de los soportes de hormigón está en Ondara (Alicante). Desde allí se distribuyen los productos de la empresa a medio mundo. Tanto soportes de hormigón como estructuras metálicas. “Actualmente en Ennova trabajan más de 25 personas para dar el mejor servicio posible. En la fábrica de soportes metálicos tenemos un stock continuado para poder cubrir las necesidades de nuestros clientes en cualquier momento. Y en la fábrica de soportes de hormigón, tenemos que producir de manera continua, trabajamos seis días a la semana debido al éxito que estamos teniendo con el producto”, afirma José María Santacreu.

Aluminio, acero y hormigón

Ennova fabrica y comercializa soportes y estructuras para instalaciones fotovoltaicas y térmicas con tres tipos de materiales diferentes: aluminio, acero galvanizado y hormigón. ¿Tienen usos distintos? ¿Están recomendados para distintos tipos de instalaciones?

Ennova se ha especializado en estructuras de hormigón para la fotovoltaica, aunque también fabrica soportes de aluminio y de acero galvanizado.

José María Santacreu, director general de Ennova, explica esas diferencias. “Las estructuras de aluminio son aconsejables en cubiertas de teja y en naves industriales donde las cubiertas sean de chapa, panel sandwich, etc, ya que van ancladas a la cubierta y su peso es mínimo”.

En cambio, “las estructuras de acero galvanizado se utilizan más en huertos solares”. Ennova las fabrica en tres modelos: acero galvanizado, acero galvanizado en caliente y acero con recubrimiento magnelis (que ofrece mayor resistencia a las inclemencias climáticas).

Por último están los soportes de hormigón, “que se empiezan a introducir en huertos solares ya que se ha comprobado que son muy resistentes y, sobre todo, económicos”. También se colocan en cubiertas planas por la rapidez de montaje y la durabilidad, ya que, este tipo de hormigón se hace más duro cuanto más tiempo pasa”. El peso de los soportes de hormigón de Ennova varía entre los 20 y los 76 kg, y es capaz de resistir a vientos de hasta 150 km/h.

Ventajas de los soportes de hormigón

Cada día se utilizan más en huertos solares y en cubiertas planas. El motivo es simple: los soportes de hormigón ofrecen muchas ventajas.

  • Rápido: reduce en tiempo y materiales la instalación de paneles solares sobre cubiertas o superficies. Cada soporte lleva incluidos dos grapas y dos tornillos. No hace falta nada más, ni carriles ni ninguna otra cosa que complique el montaje.
  • Sencillo: de fácil instalación, no requiere realizar cimentación ni anclaje. Los soportes tienen un peso que se puede mover sin necesidad de maquinaria, entre dos personas pueden desplazarlo y manejarlo fácilmente.
  • Económico: su precio es inferior a cualquier otro tipo de soportes.
  • Duradero: una de las características del hormigón que se emplea en estos soportes es que, cuanto más tiempo pasa más se endurece.
  • Eficaz: el objetivo de este producto es mantener el módulo solar en la posición correcta y que soporte las inclemencias del tiempo. Así se consigue el mejor resultado con este producto innovador, exclusivo y sostenible.
  • Desarrollo de las renovable: es el soporte perfecto para la nueva era solar.
Boletín Ennova

Boletín Ennova

¿Quieres recibir todas nuestras novedades por correo electrónico? Suscríbete gratis a nuestro boletín informativo.

Gracias por suscribirte a nuestro boletín.

Share This